Inicio » Himnos Cristianos » [Himnos] Dime la antigua historia

[Himnos] Dime la antigua historia

 mid DimeLaAntiguaHistoria 9.38 Kb

 

 KATHERINE HANKLEY, 1834-1911

Durante el Avivamiento de 1859 en Irlanda, un viejo ministro fue visitado por uno más joven que le llevó las noticias. Cuando las nuevas del despertar habían sido dadas, el inválido, que estaba muriendo, dijo: “Dime la antigua, antigua historia, y nada más”.

La Srta. Braithwaite, una hermana anciana, Cuáquera, de Banbury, cuenta cómo en 1866, el año de la publicación, un amigo, Benjamín Seebohm, dio a su hermano Jorge, que entonces tenía 5 años, una copia de “La Antigua, Antigua Historia”, diciendo: “Aquí hay un pequeño libro para un niño pequeño; pondré su nombre en él y espero que tan pronto como sea lo suficiente mayor que lo aprenderá de memoria.”

Aquel pequeño libro fue guardado como un tesoro y memorizado. Cuando Jorge Braithwaite creció vino a ser un viajante comercial. A menudo invirtió su dinero comprando más copias del pequeño libro que regalaba en sus viajes por ferrocarril.

El pequeño libro parecía responder a la necesidad de la época, y por muchos años tuvo una gran circulación. Incluso fue traducido a varios idiomas Europeos, y a otros usados en campos de misión de Asia y África.

Se componía de 56 versos y está en dos partes: “La Historia Deseada” y “La Historia Contada”. La fecha de la primera es 29 de enero de 1866, la segunda es del 18 de noviembre de 1866. Es de esta parte mayor de la que se tomó este himno, y se le añadió un coro.

No se sabe mucho de la Srta. Hankey, pero una carta de su sobrina, la Srta. Agnes E. Rashdall, dice:

«Creo que probablemente pocas personas en la actualidad sabrían que el himno fue escrito originalmente como la introducción a un pequeño librito en verso, publicado alrededor de 1868, bajo el título “La Antigua, Antigua Historia”, siendo encabezadas las ocho estrofas del himno: “La Historia Contada”.

La Srta. Hankey siempre estuvo muy interesada en la enseñanza religiosa, y cuando era bastante joven, tenía una Clase Bíblica para jóvenes mujeres de negocios, yendo a los comercios, bajo la escolta de su madre, para dar invitaciones personales. Fue muy apreciada, y algunos de sus miembros llegaron a ser amigos de por vida y desarrollaron obra Cristiana. Probablemente fueron sus variadas experiencias en la enseñanza que le ayudaron especialmente a poner las verdades más profundas en el lenguaje más sencillo de “La Antigua, Antigua Historia”.

Su padre, Tomás Hankey, era banquero, y de joven vivía en Coombe House, cerca de Croydon, pero posteriormente vivió siempre en Londres. Era de una gran familia, y tuvo una educación religiosa, siendo el Sr. Hankey un miembro del grupo Evangélico que la gente solía llamar "La Secta de Clapham". En el colegio en el que estuvo internada recibió la influencia del Sr. Vaughan de Brighton, cuya enseñanza para jóvenes era una característica especial de su ministerio. Después de trasladarse a Londres siempre estuvo asociada con la obra en la parroquia en la que vivía.

Murió en 1911, a la edad de 77 años.»

El Dr. W. H. Doane, compositor Americano, escribió la melodía con la que se suele cantar y añadió el coro. Sucedió de una manera extraordinaria: Un cierto Comandante-General Russell, cuyo nombre era familiar en relación con la represión de los motines en Irlanda, asistió a una gran Convención de la Asociación de Jóvenes Cristianos en Montreal, Canadá. Ante una gran audiencia leyó este poema, causó una profunda impresión. El Dr. Doane estaba presente y se sintió muy atraído por el poema. Obtuvo una copia y un día viajando en una diligencia por White Mountains le vino la música.

Dime la antigua historia
Del celestial favor;
De Cristo y de su gloria,
De Cristo y de su amor.
Dímela con llaneza
Propia de la niñez,
Porque es mi mente flaca
Y anhela sencillez.

 

Dime la antigua historia,
Cuéntame la victoria,
Háblame de la gloria
De Cristo y de su amor.

 

Dime esa grata historia
Con lentitud, y así
Conoceré la obra
Que Cristo hizo por mí.
Dímela con frecuencia
Pues soy dado a olvidar,
Y el matinal rocío
Suele el sol disipar.

 

Dime tan dulce historia
con tono claro y fiel;
Murió Jesús, y salvo
Yo quiero ser por Él.
Dime esa historia siempre,
Si en tiempos de aflicción
Deseas a mi alma
Traer consolación.

 

Dime la misma historia
Cuando creas tal vez
Que me ciega del mundo
La falsa brillantez.
Y cuando ya me alumbre
De la gloria la luz,
Repíteme la historia:
"Quien te salva es Jesús".

(Visited 547 times, 1 visits today)

5 Replies to “[Himnos] Dime la antigua historia”

  1. Juan Manuel

    hermoso!!
    Me encanto la historia y la letra de este himno.
    Yo sirvo a Dios enseñando a niños y muchachos, realmente este himno me emociono. pude ver a mis muchachos diciendome cuantame la anitgua, antigua historia, de Cristo y de su Amor.

    Bendiciones mil!!

  2. Benjamin Obed Carbajal Villanu

    Los Himnos son eternos
    tengo mas de 35 años en la vida cristiana, desde muy pequeño cada himno que cantaban mis padres me emocionaba aun sin entenderlos mucho. ya creciendo pude emocionarme mas al analizar cada mensaje de los himnos y mas aun cuando podemos saber su transfondo historico como el de este himno. hombres y mujeres de dios que fueron inspirados por el Espìritu de Dios para escribir estas letras preciosas e inspiradoras. pienso que debemos promoveer mas para que nuestra juventud escuche los himnos que son eternos. Dios los bendiga a ustedes hermanos de cancionero cristiano por difundir los himnos y sus historias de composicion.

  3. diego

    verdaderamente hermoso ¡¡¡¡
    me lleno el corazon de gozo al escuchar tan dulce melodia !!!!!realmente pienso que deberiamos volcarnos mas a las melodias y letras hechas con tanto amor y pasion de ALABAR unicamente A DIOS .sin tanto modernismo y ritmos “nuevos” ….

  4. luisgonzalez_pp@hotmail.c

    lindisimo himno
    enseñe este himno en mi congregacion este dia a mas de 40 hermanos en campos verdes lourdes colon, sonsonate el salvador,centro america.

    Como estamos acostumbrados a canciones repetitivas sin mucho contenido este himno en nuetra epoca fue un despertar de cantar con inteligencia aprovechado la enseñanza de la palabra de Dios.